Existen diversos modelos para atender a variadas aplicaciones. Sepa cómo definir la mejor solución para su demanda.

Sem Categoriaatlas-copco-fabricas-inteligentes-motor-pneumatico

Los diferentes modelos de motores neumáticos que existen en el mercado pueden ser personalizados de acuerdo al perfil de cada aplicación. Pero, para seleccionar el equipamiento correcto, es fundamental evaluar las necesidades de su aplicación. Para no tener dudas, siga los consejos a continuación.

1. Determine la potencia ideal para el “punto de trabajo” requerido

Al seleccionar un motor neumático para determinada aplicación, el primer paso es establecer el llamado “punto de trabajo” – descrito por la velocidad operacional deseada para el motor y el torque necesario en esa velocidad. 

El amplio rango de operación del motor neumático vuelve probable que varios motores puedan funcionar con el mismo punto de trabajo. Aunque, como es más eficiente accionar un motor neumático en la velocidad de salida máxima, lo ideal es seleccionar el motor que produzca la potencia máxima más cercana al punto de trabajo. Así, el consumo de aire también será menor.

La potencia requerida en el punto de trabajo es calculada por la siguiente fórmula:

Potencia (W) = π x M x n /30

Donde, M = Par en el punto de trabajo (en Nm)

n = Velocidad en el punto de trabajo (en r/min)

2. Calcule la presión necesaria

A veces, el motor funciona a presiones de suministro distintas de 6,3 bar. En estos casos, se deberá recalcular el rendimiento de un motor para garantizar que se pueda obtener el punto de trabajo. Para calcular el rendimiento a unas presiones de suministro distintas de 6,3 bar, multiplique los datos a 6,3 bar por los factores de corrección indicados en la siguiente tabla:

3. Identifique el torque de partida y el torque de stall (detenimiento) necesarios

Muchas aplicaciones exigen que un motor produzca un torque mínimo en la partida – ese dato puede ser consultado en las especificaciones técnicas del equipamiento. Si fuera necesario modificar la salida del motor, pero también mantener un alto torque de partida, la técnica de estrangular el flujo de aire debe ser utilizada.

Otras aplicaciones requieren un cierto torque de stall o torque de parada forzada – aquel producido cuando la velocidad de salida del motor es igual a cero. Puede ser calculado consultando el “torque en la salida máxima” y multiplicando ese valor por dos. La técnica de regulación de presión debe ser usada donde es deseable controlar el stall torque.

4. Evalúe la necesidad de aceleración de la carga externa

Ciertas aplicaciones requieren la aceleración de una carga externa hasta determinada velocidad. En esos casos, la elección del motor involucra cálculos complejos. Es recomendable buscar una orientación del fabricante antes de continuar.

5. Monitoree el límite de carga externa

Verifique si las cargas externas aplicadas están dentro de los límites permitidos, información obtenida en las especificaciones técnicas del motor neumático.

6. Evalúe los niveles de ruido aceptables

Los ruidos generados por un motor neumático son generados principalmente por el aire de agotamiento del motor. Sus niveles aumentan con la velocidad y es mayor cuando el motor opera en velocidad libre (sin presencia de carga). Por eso, prefiera modelos con filtros de salida para disminuir los niveles

7. Considere la temperatura ambiente

A modo general, los motores neumáticos de Atlas Copco pueden operar de manera confiable en temperaturas ambientes que varían de -20°C a +60°C.

Sin embargo, debajo de temperatura ambiente de +5°C, el aire comprimido puede necesitar ser seco para evitar problemas de congelamiento.

Muchas veces es posible operar esos motores en temperaturas mucho más altas, pero no es recomendado arriesgar sin antes consultar al fabricante.

8. Considere la hostilidad del ambiente

Un buen motor neumático está preparado para operar con poca o ninguna modificación en muchos ambientes hostiles, que pueden contener:

  • Ácido.
  • Riesgo de explosión.
  • Contenido radioactivo.
  • Alta temperatura.
  • Humedad excesiva.
  • Polvo excesivo.
  • Campos eléctricos intensos.
  • Ubicación subacuática.

Sin embargo, para garantizar un servicio seguro y confiable, recomendamos siempre consultar al fabricante sobre la capacidad del equipamiento de soportar esas condiciones.

Atlas Copco posee diversos modelos de motores neumáticos de paletas y engranajes. Hable con nuestros especialistas y descubra la solución ideal para su aplicación.

[Total: 0 Média: 0]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario